miércoles, 3 de octubre de 2007

sobre el color


En pintura los colores pierden todo su poder y elocuencia si no se utilizan en su estado puro, en el que el brillo y la pureza no son alterados ni rebajados por mezclas opuestas a su naturaleza (el azul y el amarillo, que mezclados dan el verde, sólo pueden yuxtaponerse, pero nunca mezclarse; y el único verde que se puede emplear es el que proporciona la industria). De la misma manera, de la mezcla de un rojo y un amarillo no resulta más que un tono anaranjado impuro y sin ninguna vibración.

H. Matisse


1 comentario:

Liliana C. dijo...

Sería un buen comerciante, el Sr. Matisse....