miércoles, 22 de julio de 2009

de Circe Maia


MOVIMIENTOS

La ciudad crece perceptiblemente
e imperceptiblemente se deshace
vuelta memoria.

No, no. No es nostalgia.
Es el verse rodeado
del doble movimiento de las cosas
como si en vez de andar, fuera uno sentado
en una hamaca siempre balanceándose:
el futuro te empuja entre vigas al aire
y otras -también al aire-
te empujan hacia atrás
con un golpe de herrumbre.

Circe Maia