lunes, 20 de agosto de 2007

Hogarth y sus criados


En el Centro Social y Cultural CaixaForum de Barcelona tuve oportunidad de ver una exhaustiva exposición de William Hogarth. Retratos hechos por encargo, series de grabados entre satíricos y costumbristas, telas que reflejan de distintas maneras la sociedad de su época. Y en medio de la exposición un cuadro: “Cabezas de seis criados de Hogarth” (c.1750-1755). Desde mi modesto punto de vista el cuadro mas extraordinario de la exposición. Es exactamente eso… seis cabezas, desentendidas de la lógica espacial que debería rodearlas, sin “escenografía”, casi sin composición. Todo jugado a la “ingeniería” de los seis rostros que, además, no se vinculan entre sí, ni por las miradas ni por la estructura del cuadro. Una tela llena de sinceridad, que contrasta con la obra del pintor juguetón que se desborda en el resto de la muestra.
Es curioso que justamente en sus criados descanse Hogarth de todos sus trucos de pintor. Sus criados, esa gente que, seguramente, conocía mejor que nadie sus miserias cotidianas. Por lo menos eso imagino.

No hay comentarios: