domingo, 1 de marzo de 2009

nocturno con ventana

2 comentarios:

Irene Sanchis dijo...

En otro tiempo me dio por dibujar "terráticos" -se perdieron por el camino, como casi todo-. Eran seres, como nosotros, en cuyas ventanas aparecía la tierra.

Lena García feijoo dijo...

¡Qué angustia, Miguel! Cómo se puede vivir ajeno a tal Luna... Yo quisera tenerla como se ve ahí, enmarcada, pero siempre mirándole el redondel lumninoso. Y al hombre éste, le abrazaría hasta quitarle la tensión y hacerle sonreír con la Luna. Te mando un beso